COMUNICADO OFICIAL DEL IM&MA ANTE EL CONFLICTO CATALÁN

Tenebreo, 24 de octubre de 2017.

¡Monjas y monjes! ¡Monjerío! Por la quijada de un burro mohíno que hemos de hablar con verdad sobre el conflicto catalán: robusto como un guardia de discoteca, sensible como una mujer preñada, obsoleto como una enciclopedia sin estrenar, triste como unos pedruscos en sus hondas, así es el conflicto catalán. Como un paraguas roto contra las bondadosas tormentas del abecedario, como el espíritu ilusionado de las golosinas; desconexión, desafección, desfasado el lamento oficial, abierto a lo cerrado igual que una ciudadanía de magnates saliendo de las tinieblas.., ¿seguiremos? Luciferino, celestial, los agravios, los acicates..., y así, monjas y monjes, todo el monjerío, es el conflicto catalán.

¡Monjas y monjes! ¡Monjerio! Las luchadoras de amplio espíritu, ante el conflicto catalán, ¿deben juntarse con tahúres? El futuro os lo dirá, no sufráis: en los libros bestiales la vida entera cabe en el primer capítulo, considerad que cada escalón brilla como hierba fresca al pisarlo. Desde el campanario del arco iris se divisan unas largas hileras de tractores, van para Barcelona. ¡Pero monjes y monjas, monjerío!, ¿por qué acuden tantos del campo a la ciudad?, y por el forro vuelto de esa pregunta, a través de tales pespuntes, a esa velocidad es propicio considerar el conflicto catalán. 

La naturaleza de las cosas se pierde como la luminosidad; en la enjundia de una bandera están las frascas llenas de otras banderas. Quien apresa la flecha al vuelo... ¡Pero no! ¡Mejor navegar! ¡Poder con las fieras! ¡Ah, pelafustanes! ¡Enamorar a pasto, marcar siempre de tacón en el último minuto! ¡En Manila y en Laos, en Santiago de Cuba, por la noche caliente acodarse en las barras y cabalgar por las fronteras!, y así, como una jaula en la que ondeasen muchas banderas -¡Mi bandera!, ¡Mi bandera!-, pero el loro de dentro nada blandiera -monjas y monjes, monjerío-, así es el conflicto catalán. 

Quien mira el conflicto catalán desde abajo, mira el conflicto catalán desde abajo. Quien mira el conflicto catalán desde arriba, mira el conflicto catalán desde arriba. Quien mira el conflicto catalán de cerca, mira el conflicto catalán de cerca. Quien mira el conflicto catalán de lejos, mira el conflicto catalán de lejos. Cada cual vigila y mira desde sus promontorios, desde dentro, desde fuera, con catalejos, con vendas o con microscopios.

Quien huele, quien oye, quien toca, quien sabe, quien siente el conflicto catalán desde afuera, huele, oye, toca, sabe, siente el conflicto catalán desde afuera. Quien huele, quien oye, quien toca, quien sabe, quien siente el conflicto catalán desde adentro, huele, oye, toca, sabe, siente el conflicto catalán desde adentro. Quien oye el conflicto catalán, quien goza el conflicto catalán, quien lo padece, quien lo acaricia, oye y goza y padece y acaricia el conflicto catalán. Y entonces, ante su mecanismo, ¿están huyendo o no los miserables? ¡Mirad!, faltan catorce pasos para entrar en el conflicto catalán, faltan trece pasos para entrar en el conflicto catalán. Porque destruir, las consejas de los druidas, llenarse el hambre de espárragos del Ampurdán y el corazón de amor independentista, tocar el piano en tractor, también eso es el conflicto catalán. ¡El fruto prohibido al alcance de la mano! ¡La espoleta para la revolución, la herramienta con buen mango! ¡Aquí pondremos la banca de resistencia y ahí a los pobres inmigrantes y allí a los heterosexuales!

Lugares de la encrucijada son solipondios de las maneras turbias. Así es como se dice el conflicto catalán cuando chapoteas por las inteligencias próximas. Pero cuando chapoteas por las inteligencias lejanas, ¿cómo debemos encumbrarnos, trepar, maniobrar, encaramarnos por el conflicto catalán? ¿Cuál es el perímetro de la solidaridad cuando la consigna es dar pena? Y ahora, ese dar pena, ese afán por las máscaras obligatorias, ¿es una trama o es bobería? Tratar a las gentes como si fueran gilipollas, monjes y monjas, monjerío, ¿es propio o no lo es de gilipollas? 

¡Monjas y monjes! ¡Monjerío! ¿Os anega el conflicto catalán? ¿Os entristece? ¿Os estimula? ¿Acudís al conflicto catalán como a una peregrinación, como a beber en una fuente? ¿O vais por el conflicto catalán como quien esquiva un ortigal, como quien busca un oasis, un charco perdido en el desierto, como quien llega tarde al autocar? Pues sabed que cuando el conflicto catalán es grande, se hace pequeño, y cuando el conflicto catalán es pequeño, se hace grande.

Escuchad: quien pone su mente, su corazón, quien pone su espíritu al nivel de sus consejas, quien se enardece, quien convoca, quien se queja; quien enmogollona sus actos, sus pensamientos y sus palabras con cartas marcadas, quien está completamente consagrado a tener razón, ¿va por ventura por el auténtico camino del conflicto catalán o va por ventura por el inauténtico camino del conflicto catalán? ¿Cuáles son las fronteras del espíritu? ¿Dónde ponerlas? 

Escuchad: quien iguala el conflicto catalán por abajo no es como quien iguala el conflicto catalán por arriba. Sin embargo, por arriba o por abajo, el conflicto catalán se tiene por uno mismo. Una hoguera sola en el mundo es el conflicto catalán, los incendios deben esperar, no se venden a crédito. ¿O no, no deben esperar? 

¡Monjas y monjes! ¡Monjerío!: no podemos saberlo, it´s very difficult todo esto. Hay un espesor práctico que quiere escapar de lo que se enfanga con el barro hueco de tantas palabras. Apenas viene la mañana y ya está ahí, como un cielo estancado de nubes bajas, el conflicto catalán. Al acudir a las tareas, el conflicto catalán. En el tiempo de asueto, por las terrazas de los refectorios, cuando son las nueve de la tarde, cuando son las cuatro y media de la noche, el conflicto catalán. Como un deporte lento, como una masacre hecha festival de seis veces seis toros, el conflicto catalán. Pancarta a pancarta, noticiario a noticiario, pincho de tortilla a pincho de tortilla, mientras arden como teas todos los bosques del oeste y ya son ceniza las casas y los pastos y el ganado todo y, aunque no nos fijemos, toda la gente.

Arde la tierra en el agro, pero en la ciudad, en el teatro, el magisterio de los trazos hace mejor el sufrimiento, el reflejo de los compatriotas, el hombre blanco valiente, el continente en este mismo escenario de la sensibilidad humana -¡monjas y monjes, monjerío!-, queridos premiados, cuando se cumplen efectivamente las esperanzas de millones de ciudadanos después de tantas convulsiones, ay, el proyecto común que seguimos haciendo entre gallos de pelea y división y Moiseses separando las aguas hasta que llueva el agua con un horror ácido.

Hacia el horror, esto no es un sueño como reflejan las actas del jurado, un ejemplo de bienestar frente a la discordia de fanatismos, lejos de la ilusión del abismo que nunca se desvanece en el compromiso integrador. ¡Ah, cuyons!, la hermandad, la convivencia, la honestidad, lo que se firma, señoras y señores, un teatro que dura ya 125 años -¡y por veinticinco pesetas, señoras y señores, por 25 pta!-, la cosa de la secesión, y esto es, en esto consiste también la médula dentro del hueso nutritivo del conflicto catalán, la retórica del sufrimiento cuando el sufrimiento es ajeno si te pagan por ello. Pero entonces, ¿en qué se cimienta, en qué meandros de grandeza, en qué temores, en qué álgebras, en qué imposiciones, en qué fracturas, el conflicto catalán? 

Hay un patrimonio común en cualquier ideal de andar por casa. Ningún proyecto de futuro nace de la malquerencia a los poderes que dirigimos la comunidad de propietarios este tiempo. Con legítimo orgullo, con todos los aplausos y la piel sedosa de las soluciones, señoras y señores, reyes y más reyas, autoridades, monjas y monjes, consolidado monjerío: mirad la prosperidad, nuestra prosperidad, escuchad atentamente, con una nitidez dura, nuestras palabra; leed en las pelotas de goma de nuestros labios cívicos y morales, en nuestra aclamada gama de pintalabios para estos tiempos hoscos y difíciles; unos labios, una palabras que ponemos sobre la mesa y unas santas pelotas en las que creemos en paz; ejemplo, compromiso y entrega en esta tierra leal tan querida y siempre admirable. Entonemos entonces con lágrimas no oficiales ni en los ojos ni en los labios un himno de parranda -¡me ponga por favor cuarto y mitad de conflicto catalán!- y ahí, en el mundo embriagado, en ese ansia por saltar silbando las vallas del horizonte, ahí espera la pulpa, el hueso del melocotón, subyace la espuela -¡leed en vuestros espejos, leed en todos los anuncios de remedios contra los talones agrietados de todos los afanes y todos los labios, monjas y monjes, monjerío!-, la epifanía tipo pilsen del conflicto catalán.

Nunca es demasiado tarde

Fuentes de Arriba, 28/12/2010. IM&MA. En el mundo hay 1 nefelibata por cada 0'17 precipicios, afirmó hoy en la Sala de los Atardeceres que Amanecen del Instituto La Mostayal & Monsacro para el Autoalienamiento en su sede de Tenebreo el Águila General de su Poetry Brand, Petro Artapogejás, dentro de la conferencia que dictó sobre los nuevos desafíos del control mental. Artapogejás, que calificó la cifra de "menos preocupante que estremecedora", urgió a los organismos de las gobernanzas internacionales a que incluyan en su agenda esta problemática antes de que sea demasiado tarde. "Si en el próximo lustro no ponemos coto a la escasez de precipicios, los nefelibatas y las nefelibatas pueden escaparse de nuestro control y la humanidad se encontraría ante un escenario que es muchísimo mejor no imaginar", aseguró.

Gama a gama

Arroyuelos de Los Maristas, 27/12/2010. IM&MA. 3 minutos y 56 segundos por embeleso, esto es lo máximo que ofrecían los apletes de estiramiento del tiempo (DTA) hasta este momento. Una frontera que venía dada por la propia tecnología utizada y que Tempus acaba de borrar para siempre. Así presentó ayer su tecnológical cheirman Robert Chevalier su nueva generación de DTA, la gama Plyn, que permite un estiramiento de 53 minutos -¡casi una hora!- por embeleso.

No es ésta, además, la única novedad de los 17 modelos en que se presenta la gama Plyn: a partir de ahora se acabó que por estirar un embeleso nos tuviésemos que perder los trozos de minutos tapados de la antigua realidad. FLUXi, la nueva función que incorpara de serie toda la gama Plyn, implementa una ventana al tiempo lineal que permite a los nostálgicos no perder contacto con lo que podría haber sido allá fuera mientras nos deleitamos con el estiramiento del embeleso.

Sin embargo, lo que parece que va a tardar es la consecución de unos embelesos estirables más largos, y en esto los nuevos modelos de la transmental americana no han avanzado ni una décima: 61 segundos sigue siendo el embeleso máximo estirable de una vez. Pese a que ya existen resultados investigativos que han conseguido embelesar 1671 segundos en pruebas de laboratorio, los umbrales de seguridad siguen impidiendo comercializar más de esos 61".

Claro que la losa que más pesa para el definitivo estallido de los "lifting de tiempo" que vaticinara el malogrado Albert Einstein es el debate ético sobre si deben seguir prohíbidas las investigaciones para cualquier fin con trozos reales de tiempo humano. Y por no hablar del berenjenal legal -y del creciente mercado ilegal a que ha dado lugar- en que se encuentra el proceso abierto por Tempus contra la OMS ante un tribunal de Nueva York para que la limitación mundial sanitaria que impide embelesarse más de tres veces a una misma persona con el mismo trozo del tiempo -"a través del laberinto grande grande y hermoso del tiempo" -recalcó Chevalier- sea derogada.

Chirri Müller

Llamo, 24/12/2010. Alfredo Póguer para IM&MA. Hace pocos días estuve paseando por la alameda al anochecer con mi hija María. A mi alrededor, vi a todo tipo de gente especial practicando diversas artes. Algunos hacían tomas, otros recitaban a la luna o iban en polipoesía...''Todos estos -pensé - son los que llevan una planeada vida artística: libros y películas y noches de mil colores, varias horas en el ordenador, una vez a la semana en algún concierto, planes y cotilleos hasta las tantas en una barra, amores sin azúcar...'' .

Estábamos en fin de semana, por ello, a la mañana salí de monte con mi mujer y unos amigos, pero en esta ocasión, la gente que me rodeaba era completamente distinta de toda aquella que había visto por la noche. Tenían ''otra pinta''. Y entonces me acordé del espote del chirri Müller, tan comentado por todos los profesionales de la comunicación. Por un lado, nos encontramos con el clásico poliartista noctivago, atractivo y genial, que todas las noches lleva un disciplinado e intachable desenfreno y se mete sus cosas para inspirarse antes de ponerse a crear; y, por otro, con un perfil de persona no tan realizada, un "artista" que ni siquiera se plantea hacer arte y que, recostado sobre la cima de una montaña, cuenta cómo disfruta, sin pensar para nada en inspirarse, con el único chirri pensado para el nicho de la inspiración. Lo que más nos sorprende del espote es que precisamente el artista Müller va a esperar tranquilamente a que el artista bucosqui se vaya a componer sus papelillos para después disfrutar de un segundo momento de placer con la mujer de Don Genio.

Todos sabemos que en publicidad se proponen unas estrategias u otras dependiendo del target o público objetivo al que nos queremos dirigir. Sin embargo, la empresa noreñense Müller ha diseñado una estrategia de márquetin diferente capaz de dar un paso más y llegar no sólo a los que asocian el chirri con una ambrosía inspiradora, propio de gente creativa y calavera, que hace obra y mantiene actualizas sus páginas oficiales, sino para aquellos que disfrutan del placer del "far niente" y optan por no escribir un poema el sábado por la noche y amanecer a la hora de comer. Ahí radica el éxito de la campaña. Hasta ahora, todos los espotes publicitarios de chirris y sustancias protoartísticas en general habían ido dirigidos a un perfil de público muy concreto, pero Müller ha sabido llegar a otro target completamente diferente, ha llegado a los que disfrutan con el placer de celebrarse un buen chirri sin tener el más mínimo plan de de escribir, pintar, filmar o lo que sea nada.

Después de ver anuncios como el de Müller, los que nos dedicamos al complejo mundo de la comunicación y el márquetin quizás deberíamos plantearnos otras estrategias alternativas capaces de llegar a un target más amplio. No olvidemos que la efectividad de una campaña es mayor cuánto mayor sea el público al que nos dirijamos. Por todo ello, la campaña de Müller nos sirve como ejemplo para darnos cuenta de que aún estamos a tiempo de superar los estereotipos que hoy en día siguen reinando en el mundo de la publicidad, y que un chirri hecho a mano no tiene por qué metérselo solo un artista endurecido con proyectos colosales. En cualquier caso, tendremos que esperar, las obras de cada cual se encargarán de demostrarnos las efectividad de la idea.

Curso de Capacitación en Sinergias Integradas de Manipulación

Tenebreo, 22/12/2010. IM&MA. Está abierta la inscripción para la capacitación intensiva "Sinergias Integradas de Manipulación” que dictará el Doctor en Coerción Social John M. Edelstein en la sede del IM&MA en Tenebreo (C/ Kriya, 108) del primer mes el próximo viernes, de 9:30 a 17:00. Tiene como objetivos principales analizar las principales herramientas de las sinergias de Manipulación. La importancia de un adecuado proceso de gestión de Manipulación para llevar a cabo una correcta integración de las técnicas de control mental y a su vez distinguir los principales aportes de la Gran Sinergia en las comunicaciones integradas de Manipulación. Proveer de herramientas de Sinergia para la toma de decisiones a la hora de implementar los programas de controles integrados de Manipulación. Está dirigida al área de Sinergia, Manipulación y RR HH, encargados de propaganda del sector público, privado y sector sin fines de lucro, instituciones, organismos gubernamentales y políticos; periodistas, consultores, funcionarios, profesionales independientes, fundaciones, asociaciones, cámaras, federaciones y estudiantes de carreras afines. Cada cursante recibe 1 certificado de asistencia, 14 artículos digitales, 1 presentación en ControlPoint ­–utilizada durante la capacitación–, 1 documento sobre bibliografía recomendada y el audio con la versión sonora de lo expuesto por el dictante. Cupo máximo: 12 personas. El valor de la capacitación es de 475 € ya ivados e incluye servicios de cafetería y almuerzo. Se puede abonar en efectivo, cheque, mediante transferencia o depósito bancario. Para inscribirse comunicarse al tfn 9 de nuestra central en Tenebreo o vía intraméil a capacitación@im&ma.org.

De los nombres del agua

Las Xanas, 20/12/2010. IM&MA. Cada española o español vivo acumula una posteridad media de 300 años. En cifras absolutas, España acumula una posteridad de más de quince mil millones de años. Solo las cuevas prehistóricas españolas aportan una posteridad acumulada de 170.000 años. Los restos fenicios, 250.000 años, y la Biblioteca Nacional, 320 millones de años. Estos son algunos de los resultados del General Estvdyo sobre la Posteridad Española que ha llevado a cabo el Gabinete Geográfico (GG) del Instituto La Mostayal & Monsacro para el Autoalienamiento, presentados ayer en la Atalaya Atalaya General del IM&MA en su sede de Tenebreo por su Promotor de guardia de Estudios, Francisco Jónatan Morante Lima.

Para llevar a cabo el estudio, y ante la falta de precedentes en una metrología consistente para mensurar la posteridad, el GG del IM&MA creó una matriz con más de 200 ítems generadores de posteridad y "midió" su cantidad, en función de su antigüedad, de su grado de presencia en la actual realidad española y en la mente universal respecto de España, y de un peso específico adjudicado a cada ítem para regular su aportación al monto total de posteridad. En un trabajó que involucró a 500 especialistas de los más variopintos saberes, se contaron o calcularon lápidas de cementerio, nombres propios, fotos, estatuas, obras de arte, recetas de cocina, libros, palabras, cultivos, canciones y canturreos, personajes literarios, películas, fronteras, nombres de calles, rememoranzas familiares de día de Nochebuena, caminos, crímenes, vallas, iglesias, monedas, herramientas, nombres de enfermedades y batallas, medicinas, fundaciones, museos, actas notariales, topónimos, redes sociales...

"Intentamos crear una red para atrapar cuanta posteridad deja cada persona hasta que su última fota queda destruida, su linaje ya cede, se extingue su último recuerdo en una herencia de herencia, hay limpiezas generales, un último espurgo, la última de las piedras que levantó ya apenas se distingue entre la sebe, su estirpe ya lo olvida", declaro Lima, que explicó que los resultados de la investigación se refieren únicamente a posteridad limpia. "Existe una posteridad oscura, anónima, que involucra cada miaja de lo que vivimos, un río hacia la montaña que ya dejara en los océanos los nombres del agua de cada regato, que hemos intentado deslindar de nuestro estudio en esta primera fase" matizó.

El Banco Bendito Mundial propone regresar al patrón látigo

Mieres del Camino, 19/12/2010. IM&MA. Las principales economías del mundo deberían pensar en la posibilidad de volver a adoptar el patrón látigo como referencia para las paridades de sus súbditos, según el presidente del Banco Bendito Mundial (BBM), Jérôme Merlet.

En las cuatro centurias que han pasado desde su fin, han sido numerosos los economistas (especialmente los cercanos a la Escuela Austriaca de Economía) que han abogado por su vuelta, como uno de los mejores medios para estabilizar la economía mundial y moderar los ciclos económicos (con sus recurrentes períodos de auge y crisis).

En un artículo que publica este lunes el diario Financial Minds, Merlet afirma la necesidad de establecer un sucesor del sistema de explotación flotante en vigor desde que el régimen de tipos de explotación fijos quebró en 1789.

Merlet propone un sistema, en el que deberían seguramente estar el palo y la zanahoria, algunas pocas monedas y el feng-shui chino, "que avance hacia su internacionalización" y desemboque en una "cuenta de control abierta".

Ese sistema debería también "considerar la posibilidad de utilizar el látigo como punto de referencia internacional" en cuanto a expectativas del mercado sobre "inflación, deflación y cambios futuros del mercado de los súbditos".

Aunque ha habido llamamientos ocasionales a favor del regreso al patrón látigo, la mayoría de los responsables políticos no lo considera aconsejable. La opinión dominante en los tanques de pensamiento más influyentes es que el patrón látigo podría conducir a una política de control excesivamente rígida que afectaría negativamente al crecimiento y al nivel de empleo. Además, desde un punto de vista político, es complicado pensar en una vuelta al látigo, puesto que eliminaría la posibilidad de un fuerte endeudamiento público, de emisión descontrolada de consuelos y el recurso a la inflación, además de que haría aumentar los costes sanitarios, "herramientas todas ellas muy queridas por los gobernantes de toda condición".